Noticias

Fechas
Un juez ordena reintegrar todas las cantidades abusivas de una hipoteca
Un juez ordena reintegrar todas las cantidades abusivas de una hipoteca 28-11-2017 Consumo

 

  •    Por primera vez se reconoce la responsabilidad de una entidad financiera en Huelva.
  •  

   Un Juzgado de Primera Instancia de Huelva condenó a una entidad financiera a la devolución de las cantidades abusivas cobradas en un préstamo hipotecario al considerarlo, según la doctrina del Tribunal Supremo, como abusivo, ya que hacía recaer todos los gastos en los receptores de dicho crédito.

   Los demandantes aducían que "todos los gastos reseñados deberían caer en la parte prestataria" y que "debería hacerse cargo de los aranceles notariales y registrales por el otorgamiento de la escritura", así como "de los impuestos devengados como consecuencia de su otorgamiento, modificación y cancelación de préstamo". La sentencia a la que ha tenido acceso Huelva Información, conseguida por Soto Rodríguez Abogados, consiguió cambiar el criterio de ese Juzgado, hasta esa fecha sólo daba el 50% de algunos conceptos de los créditos hipotecarios concedidos, mientras que el fallo condena al banco a pagar el 100% de los gastos pagados por sus clientes.

   Para ello, además de la doctrina del Supremo, considera que buena parte de los preceptos abonados contravienen la Ley General para la defensa de Consumidores y usuarios, que califican como abusivo "imponer a éstos los gastos de documentación y tramitación que por Ley corresponden al empresario" y señala específicamente la preparación de la titulación, el pago de tributos y la imposición de bienes y servicios no solicitados, así como modificaciones de precio que no correspondan a prestaciones susceptibles de ser aceptadas o rechazadas por los usuarios.

   Es esa doctrina del Alto Tribunal la que esgrime para decretar como abusiva que "sólo la entidad prestamista (demandada) estaba interesada en formalizar públicamente el préstamo antes referido, así como en proceder a su inscripción registral, porque sólo así obtenía título ejecutivo y constitución de garantía real que goza también de singular privilegio ejecutivo". Debido a ello, el Juzgado condena a la entidad prestataria "a abonar a la parte actora 4.099,82 euros".

   Más ejemplarizante resulta la resolución en la que el órgano judicial onubense declara nula "en cuanto abusiva la estipulación mediante la que se convino un interés de demora ascendente a porcentaje de entren el 18% al 25%". En este mismo sentido, recuerda que la doctrina del Supremo reconoce que el "análisis de abusividad remite a la Ley Hipotecaria que alude al interés remuneratorio más dos puntos, por lo que se procede acceder a la nulidad en cuanto a la aplicación del porcentaje anulado, al no constar que se haya aplicado en momento alguno".

   Por lo tanto el fallo condena a la entidad financiera a abonar esa cantidad "más los intereses devengados por la misma desde la fecha de formulación de la demanda", además de "no efectuar imposición alguna de las costas procesales en primera instancia a ninguna de las dos partes de dicho procedimiento".

 

   La doctrina del Supremo en su integridad

   Las cláusulas abusivas determinadas por el Tribunal Supremo y recogidas en la sentencia, son aquellas "que pretenden transmitir al consumidor y usuario las consecuencias de errores administrativos o de gestión que no le sean imputables" y señala entre ellos "los gastos de documentación y tramitación, el pago de tributos en los que el sujeto pasivo es el empresario, así como aquellas que tienen por objeto imponer al consumidor bienes y servicios complementarios o accesorios no solicitados, así como incrementos de precios o penalizaciones que no han sido aceptados o rechazados expresados con la debida claridad".

 

   Fuente de la noticia: Huelva información.