Noticias

Noticias
Fechas

La cesta de la compra de los españoles en 2017: más platos preparados y menos pescado y fruta.

La cesta de la compra de los españoles en 2017: más platos preparados y menos pescado y fruta. 06-07-2018 Consumo

 

   En 2017 los hogares tiraron a la basura 1.229 millones de kilos de alimento, un 5,7% menos

   La cesta de compra de los españoles ha cambiado en los últimos años. Y 2017 no fue una excepción. El año pasado se redujo con respecto al anterior la cantidad de carne, pescado y fruta que se compra, a la vez que crecía el consumo del aceite de girasol y los platos preparados, según los datos presentados este martes por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, del Informe del consumo de alimentación en España 2017. Este estudio anual ofrece una foto de cómo comen los españoles y el gasto doméstico que realizan en alimentación y bebidas.

   Así, la radiografía realizada por el ministerio muestra que en 2017 creció el consumo del aceite de girasol en un 21,1%; el de los helados y las tartas en un 7,5%; el de las legumbres en un 4,7%; las pastas en un 2,9% y el arroz en un 1,1%, entre otros. Además, también subió el consumo de platos preparados, en un 4,8%. Por el contrario hubo un descenso de la compra de alimentos como el aceite de oliva, que cayó un 8,5%; los mariscos y moluscos frescos, que descendió un 5,9% y el azúcar y el pan (2,5% menos), entre otros.

   La demanda de los hogares de carne fresca cayó un 2,2%, hasta los 1.696 millones de kilos. En el caso del pescado el descenso fue del 3,3% y se consumieron en torno a 134,5 millones. Por su parte, la compra de fruta descendió un 3,5% y cada español consumió durante 2017 una media de 92,45 kilos.

   "En los resultados tienen influencia los cambios sociodemográficos experimentados en España en los últimos seis años en los que la población española ha pasado de 47 millones de personas a 46,5 millones", según el informe que añade que también se aprecia "un incremento significativo" del número de hogares de menor tamaño, entre ellos los unipersonales.

   Por consumo total, los alimentos que suponen un mayor volumen son las verduras y hortalizas, con una media de 101,2 kilogramos por persona. Le sigue la fruta con 94,4 kilogramos anuales por persona; y la carne fresca, con 42,6 kilogramos. "La dieta de los españoles continúa siendo bastante sana y elaborada, así como la manera de preparar los alimentos: a la planta y al horno", ha asegurado el ministro de Agricultura que ha querido remarcar que se observa un incremento de los productos que componen la dieta mediterránea, a causa de "una mejora de la renta de los hogares". El informe muestra que los platos más consumidos por los españoles son la ensalada verde, la pizza, la ensalada de tomate, la pechuga de pollo y las lentejas.

 

   Menos comida acaba en la basura

   En cuanto a las bebidas, el 82,4% se consumió dentro del hogar. Entre las preferidas destaca el agua embotellada, con 81,95 litros por persona y año, la cerveza con 42,04 litros por persona y año, las bebidas refrescantes con 49,43 litros anuales por persona y el café, con 23 litros por cabeza en total. Por el contrario, ha descendido la cantidad de leche que se consume dentro del hogar: en 2017 los españoles consumieron 68,83 litros por persona y año, un 4,1% menos que el año anterior.

   Sobre el desperdicio, el estudio muestra que en 2017 los hogares tiraron a la basura 1.229 millones de kilos de alimentos —unos 23,6 millones de kilos semanales— de los que 1.075 millones (el 87,5%) correspondieron a productos sin utilizar y 154 millones a alimentos cocinados. Las frutas, las verduras, las hortalizas y el pan son los alimentos más desechados en cuanto a volumen total.

   Sin embargo, esta cifra ha descendido un 5,7% respecto al año anterior, un total de 74,5 millones de kilos menos. "Las familias están cada vez más concienciadas con el desperdicio de la comida y ha habido una disminución notable. Aún así la cifra me parece muy elevada y nos queda mucho camino para hacer un consumo responsable", ha afirmado Planas.

   Crece el consumo en bares y restaurantes

   El informe asegura que los españoles gastaron 102.584,72 millones de euros en alimentación en 2017, un 3,6% más que en 2015. Las cifras totales no se comparan con 2016 porque ese año hubo un cambio de metodología en la cuantificación del consumo extra doméstico.

   En 2017 se registró en total un gasto de 2.525,71 euros de media por persona y año. El 80,4% de esta cantidad corresponde a la compra de alimentos y el 19,6% al de bebidas. En el hogar, la cifra asciende hasta los 67.490 millones de euros, un 0,6% más que en 2016 debido a que el consumo cayó un 0,7% pero la inflación del 1,3% aumentó el gasto. Además, el 88,2% del volumen de alimentos y bebidas se consumió en casa, con solo el 11,8% del total consumido fuera.

   Aunque la cesta de la compra para los hogares continúa siendo donde más invierten los españoles, más de una tercera parte del gasto total en alimentación ahora se realiza fuera de casa. El estudio incluye este año información detallada sobre el consumo fuera del hogar, que crece en detrimento del gasto en las casas. Así, los españoles destinaron 35.094,2 millones de euros en alimentación fuera del hogar en 2017, una media de 1.311,9 euros por persona y año. De esta cantidad, el 68,2% se destina a comida y el 31,8% a bebidas."Nos encontramos ante un descenso del consumo dentro del hogar e incremento de las compras fuera", ha comentado Planas que ha añadido que "cada vez más nos gusta comer y beber fuera".

   Fuente de la noticia: El País.