Noticias

Fechas
En junio de 2019 desaparecerá la marca Popular de las oficinas y todas se llamarán Santander.
En junio de 2019 desaparecerá la marca Popular de las oficinas y todas se llamarán Santander. 08-06-2018 Consumo

 

   El banco prepara más cierres de sucursales y recorte de plantillas con la integración.

   El último año del Banco Popular ha sido una carrera para cumplir los exigentes planes anunciados por el Santander. La entidad presidida por Ana Botín pidió 7.000 millones al mercado para reforzar el Popular, un dinero que retribuye al 9% anual. Es decir, debe ganar 630 millones anuales, y algo más para el banco, si quiere rentabilizar la compra.

   En 2017 el Popular perdió 37 millones, aunque se ha vendido su filial en Florida y el negocio de tarjetas a WiZink. El Santander no espera que suban de forma relevante los ingresos, por lo que los resultados deben llegar por el recorte de gastos, según fuentes financieras. No se debe olvidar que la entidad prometió al mercado una rentabilidad del 13% con esa compra para 2020.

   Por eso, los planes internos pasan por acelerar la fusión del Popular y el Santander para junio de 2019, fecha en la que todas las oficinas tendrán solo los rótulos del banco cántabro y los sistemas informáticos serán compatibles para todos los clientes. El Popular ha sufrido un fuerte desgaste en su imagen de marca y en la relación con sus clientes durante la crisis de 2017. Fue el banco con menor número de empresas que trabajaban con él y recomendaban la entidad a terceros; además, fue el único que empeoró la vinculación de los clientes con la entidad, según estudios de mercado.

   El Santander también anunció un recorte del 30% de los costes del Popular. Estas fuentes aseguran que, además, habrá una segunda oleada de cierres de oficinas y recortes de plantillas, tras los 1.100 despidos realizados en febrero pasado. Algunas fuentes no oficiales los sitúan en unos 2.000 empleados que podrían abandonar el grupo.

   Antes de la unificación de oficinas e informática, se acabará la integración jurídica, que se prevé que termine después de verano. Con la integración informática, los clientes de ambos bancos podrán utilizar los cajeros de las dos entidades sin comisiones, y así se producirá el lanzamiento de la primera iniciativa conjunta para los clientes con la cuenta 1/2/3 Profesional. El Santander dará servicio a los clientes de ING con sus cajeros durante varios años más, por el acuerdo heredado del Popular.

   En los que va de 2018, el Popular ha crecido en su negocio en pymes, donde supera al Santander tras el parón que sufrió por la crisis de liquidez en 2017. El Santander ha cerrado todas las oficinas de representación que tenía el Popular por el mundo para evitar conflictos de gestión, según fuentes financieras.

   Fuente de la noticia: El País.