Noticias

Noticias
Fechas
Estas son las nuevas recomendaciones de la OMS sobre el consumo diario de grasas.
Estas son las nuevas recomendaciones de la OMS sobre el consumo diario de grasas. 11-05-2018 Consumo

 

   Aunque las investigaciones clínicas han demostrado que la ingesta total de cualquier tipo de grasa no debe superar el 30% del consumo diario de energía, para evitar el aumento de peso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó este viernes una serie de nuevas recomendaciones especificando cuál es la proporción ideal de los diferentes tipos de grasas que deberían consumirse diariamente por el ser humano.

   Las nuevas recomendaciones, que actualizan las publicadas por este organismo en 2002, preconizan limitar al 10% el consumo diario de grasas saturadas y al 1% el de las denominadas «grasas trans», o hidrogenadas, frecuentemente producidas por la industria alimentaria para prolongar la duración de los alimentos y que causan más daño en el organismo por aumentar el colesterol.

   En el caso de adultos o niños cuyo consumo de grasas saturadas sea superior al 10% del total de la ingesta de calorías diario, la OMS recomienda que se reduzca el consumo de las mismas para que sea inferior a este porcentaje y en los que ya consumen el 10% del total calórico diario que no aumenten su consumo. También lanza un llamamiento a los gobiernos para que eliminen o reduzcan el contenido de grasas en los alimentos de consumo humano.

   Estas recomendaciones sugieren que para intentar reducir el consumo de grasas, saturadas o de tipo trans, podría recurrirse al consumo de grasas poliinsaturadas - contenidas en el aceite de oliva, aguacate, aceitunas o almendras- las cuales aportan energía a los músculos, al corazón y a otros órganos, grasas que se consideran más saludables y habría que aportarlas diariamente a nuestro organismo porque este no las produce.

   La OMS ha publicado estas nuevas recomendaciones sobre el consumo de materias grasas en un intento de limitar el constante aumento de enfermedades no transmisibles en el mundo- enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes- responsables de la muerte prematura de más de cuarenta millones de personas cada año, un 70% del total de fallecimientos a nivel mundial.

   En esta serie de recomendaciones, la OMS se ha pronunciado de manera más firme ya que no las ha dirigido al conjunto de la población en general sino a cada uno de los individuos, precisando que los límites en la ingesta de materia grasa diarios deberían de ser respetados por cada adulto o niño, con edades comprendidas entre 2 y 19 años.

   Además, las recomendaciones de la OMS precisan que en el caso de los niños la reducción del consumo de materia grasa no comprometerá su crecimiento y que si se produce una reducción del aporte de hierro este no tendrá efectos adversos en su desarrollo. La obesidad infantil es uno de los caballos de batalla de este organismo y un problema en aumento a nivel mundial.

   Las grasas saturadas son las que se encuentran naturalmente en los alimentos de consumo diario como la carne, huevos, pescado azul o lácteos y que de consumirse con moderación. Dentro del marco de una dieta sana combinada con ejercicio físico regular y reducción del tabaco y alcohol, no obstruyen las arterias. Todo lo contrario de las grasas trans o hidrogenadas que aumentan el colesterol y obstruyen las arterias.

   Fuente de la noticia: abc.es