Noticias

Noticias
Fechas

Las tiendas 'online' no podrán discriminar por nacionalidad.

Las tiendas 'online' no podrán discriminar por nacionalidad. 08-02-2018 Consumo

 

   Parlamento Europeo se ha propuesto acabar a final de año con las discriminaciones y privilegios que actualmente practican casi dos de cada tres comercios electrónicos en el Viejo Continente. A grandes rasgos, los eurodiputados no conciben que unos consumidores puedan realizar compras online en su país de origen -exentos de cualquier limitación- y otros vecinos comunitarios se vean sometidos a un trato diferente o incluso verse impedidos a realizar las transacciones en idénticas condiciones que los usuarios locales.

   Ese tipo de situaciones, que resultarían impensables en cualquier establecimiento físico, forman parte de la rutina en la mayor parte de los sitios de Internet. En ningún gran almacén físico piden el pasaporte o documento de identidad al cliente, pero sí lo hacen las tiendas online.

   Con el objetivo de someter la vida en la Red a las mismas reglas de la vida real, Estrasburgo respaldó este martes el desarrollo de un nuevo reglamento que pretende acabar con el geobloqueo a final de año. De esa forma, los consumidores podrán adquirir bienes y servicios en los mismos términos desde cualquier punto de la UE que los clientes locales.

   Las limitaciones relacionadas con el geobloqueo pueden materializarse a través del reenvío a una versión nacional de una página web, el rechazo de una tarjeta de crédito de otro país de la UE o no poder registrarse en una página desde otro Estado miembro.

   Según explican fuentes del Parlamento Europeo, "la nueva normativa, que se aplicará a partir de finales de año, cubrirá las compras de productos tangibles como muebles y dispositivos electrónicos, servicios en línea como alojamiento de páginas web (web hosting, en inglés) o almacenamiento de contenido, y también la compra de entradas a conciertos, espectáculos y otro tipo de actividades de ocio".

   Por el contrario, "los productos protegidos por los derechos de autor, como libros electrónicos o productos audiovisuales, no están incluidos por el momento en estas normas", añaden las mismas fuentes. Es el caso, por ejemplo, del acceso en itinerancia a las series o películas de videoclubes online o televisión de pago contratadas en el país de origen. Frente a esas restricciones, "el Parlamento ha exigido a la Comisión Europea que realice una evaluación de la situación en el plazo de dos años con vistas a incluirlos".

   Por lo pronto, el Parlamento Europeo ha establecido nuevas reglas que harán posible que los europeos puedan disfrutar de sus suscripciones a servicios audiovisuales en línea, como películas, series de televisión, eventos deportivos, música y videojuegos. Eso sí, para hacerlo se exige que su estancia en otro país de la UE tenga carácter temporal.

   Fuente de la noticia: elEconomista.es